Economía

Un nuevo video pone en aprietos a Bolsonaro: dijo que dos gobernadores eran un “estiércol”

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Flexibilizan cuarentena por quinto fin de semana consecutivo para niños y adultos mayores

Según afirma el exministro Moro, este video también sería una de las pruebas de las supuestas “presiones” e “injerencias ilegales” del mandatario en la Policía Federal. Moro renunció días después de esa reunión ministerial y atribuyó su decisión a esas “presiones” de Bolsonaro sobre un órgano policial autónomo, las cuales calificó de “injerencia política inaceptable”

Un juez de la corte suprema de Brasil liberó este viernes la difusión del video de una reunión ministerial dirigida por el presidente Jair Bolsonaro en la cual se evocan en términos poco amenos los principales temas del momento, como la pandemia de coronavirus.

En un momento del video, Bolsonaro califica de “bosta” (mierda) al gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, y de “estiércol” al de Río de Janeiro, Wilson Wietzel, por impulsar medidas de confinamiento social que a ojos del mandatario ultraderechista son ruinosas para la economía.

“¡Esos tipos quieren nuestras hemorroides! ¡Nuestra libertad! Eso es una verdad. Es lo que esos tipos hicieron con el virus, esa bosta de gobernador de Sao Paulo, ese estiércol del de Río de Janeiro, exclama Bolsonaro.

Bolsonaro chama Doria e Witzel de estrume. #Bolsonaro2022 #BolsonaroHeroi #FechadoComBolsonaro #Reuniao pic.twitter.com/WORTVBh9mP

David (@mudabrasilmb) May 22, 2020 El mismo juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Celso de Mello, generó por otro lado una virulenta reacción del gobierno al transmitir un pedido de aprehensión del celular de Bolsonaro. Una decisión que, de ser aceptada por el fiscal general, tendría “consecuencias imprevisibles” y comprometería la “estabilidad nacional”, según el jefe del Gabinete de Seguridad Nacional (GSI), el general Augusto Heleno.

Tanto el pedido de aprehensión del celular, presentado por partidos de la oposición, como la liberación del video de la reunión ministerial del 22 de abril se inscriben en la investigación abierta después que el ministro de Justicia Sergio Moro renunciara al cargo, alegando que el mandatario ultraderechista había tratado de interferir en investigaciones policiales para proteger a familiares y amigos. Le puede interesar:  El difícil panorama político de Jair Bolsonaro tras la renuncia de Moro

Bolsonaro asegura que la grabación no lo incrimina. A pesar de admitir que en la reunión se refirió a amigos y familiares, alega que estaba hablando de su seguridad y no de blindarlos ante investigaciones.

El video que divulgó la Justicia de Brasil y compromete a Bolsonaro. Vía: @SantiRavidlasPy pic.twitter.com/ArUgirnDUN

Agencia El Vigía (@AgenciaElVigia) May 22, 2020 Por la noche, los brasileños asistían a la difusión de trechos de la reunión, de la que solo se excluyeron pasajes con referencias a “determinados Estados extranjeros”. En la reunión se discute la estrategia ante la COVID-19, que estaba ya en plena expansión en Brasil.

El ministro de Salud, Nelson Tech, que renunció al cargo el 15 de mayo, insiste en la necesidad de tranquilizar a la población para dominar el factor “miedo”.

“Mientras no le mostremos a la sociedad que controlamos la enfermedad, cualquier tentativa económica será mala, porque el miedo impedirá considerar a la economía como una prioridad”, sostiene.

Según afirma el exministro Moro, este video también sería una de las pruebas de las supuestas “presiones” e “injerencias ilegales” del mandatario en la Policía Federal. Moro renunció días después de esa reunión ministerial y atribuyó su decisión a esas “presiones” de Bolsonaro sobre un órgano policial autónomo, las cuales calificó de “injerencia política inaceptable”.

Le recomendamos:  Bolsonaro llama “judas” a Sergio Moro

Las sospechas vertidas por Moro llevaron a la Fiscalía a iniciar una investigación, supervisada por el decano del Supremo, quien hace diez días determinó que la Presidencia debía entregar el video a la Justicia. De Mello, decano de la Corte Suprema de Brasil, supervisa la investigación a cargo.

En el marco de esa investigación, el magistrado también pidió este viernes a la Fiscalía que analice la posible necesidad de que sean incautados los teléfonos móviles del gobernante y de uno de sus hijos, Carlos, quien es concejal en Río de Janeiro, sobre la base de algunas noticias publicadas en medios locales.

“La pretensión investigadora del Estado impide que los órganos públicos competentes ignoren aquello que se apunta en una ‘notitia criminis'”, señaló el juez en esa nota, con lo que sugirió que está inclinado a la aprehensión de los teléfonos, aunque la decisión será tomada finalmente por la Fiscalía General.

La sugestión del magistrado provocó una dura reacción por parte del Gobierno, que se pronunció mediante una dura nota difundida por el general de la reserva del Ejército Augusto Heleno, ministro de Seguridad Institucional.

“El pedido de aprehensión del teléfono celular del presidente es inconcebible” y, si así ocurriera, sería “una afronta a la autoridad máxima” y “una interferencia inadmisible”, que hasta “pudiera tener consecuencias imprevisibles para la estabilidad nacional”, afirmó la nota.

Ese comunicado oficial fue rechazado por casi todos los partidos políticos y hubo quien lo llegó a considerar casi una “amenaza” a la democracia.

Uno de ellos fue el jefe del grupo del Partido Socialista en la Cámara de Diputados, Alessandro Molon, quien calificó la reacción de Heleno como “una amenaza de golpe y un crimen contra la seguridad de la Nación”.

Bolsonaro y gobernadores locales dan una primera señal de unidad…  

920822

2020-05-22T18:15:02-05:00

article

2020-05-22T18:24:30-05:00

cgomez_250775

none

Redacción agencias EFE y AFP

El Mundo

Un nuevo video pone en aprietos a Bolsonaro: dijo que dos gobernadores eran un “estiércol”

91

7856

7947