Internacionales

Alberto Fernández: “Los dólares hacen falta para producir, no para guardar”

Fútbol, futbolista, soccer
Mongolian PM vows to deepen all-round cooperation with China

El presidente argentino Alberto Fernández estuvo la mediodía de este miércoles en Benavidez, en el partido Tigre, al norte de la ciudad de Buenos Aires, y durante un acto en la sede de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat) soltó una frase que traerá repercusiones, al plantear que la divisa estadounidense debe dejar de ser “una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar”, como lo recoge Infobae.

El mandatario habló luego que el  Banco Central (BCRA) decidiera el martes restringir aún más el cepo cambiario, al resolver que los pagos en dólares que se realicen por compras en el exterior con tarjeta de crédito o débito se computarán dentro del límite del cupo mensual de US$ 200 por persona

El presidente argentino Alberto Fernández estuvo la mediodía de este miércoles en Benavidez, en el partido Tigre, al norte de la ciudad de Buenos Aires, y durante un acto en la sede de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat) soltó una frase que traerá repercusiones, al plantear que la divisa estadounidense debe dejar de ser “una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar”, como lo recoge Infobae.

El mandatario habló luego que el  Banco Central (BCRA) decidiera el martes restringir aún más el cepo cambiario, al resolver que los pagos en dólares que se realicen por compras en el exterior con tarjeta de crédito o débito se computarán dentro del límite del cupo mensual de US$ 200 por persona.

La medida impacta de lleno en los ahorristas de clase media que intentan preservar parte de sus ingresos ante los elevados índices de inflación del país sudamericano. 

Leé también

Trump: “La vacuna puede estar en ocho semanas, cuatro semanas, tres semanas…” “Estoy convencido de que  l a inmensa mayoría de los argentinos quieren lo mismo que nosotros, quieren una Argentina que produzca y trabaje: los dos objetivos que nos mueven y nos van a llevar a la victoria de los argentinos, no de un gobierno”, consignó La Nación 

Acompañado por su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, Fernández habló sobre el tema de la meritocracia que ha formado parte del debate público y se refirió a una afirmación suya del martes (“lo que nos hace evolucionar o crecer no es el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años” ) que a su parecer se tergiversó.

“Ayer (martes) los diarios titulaban que Alberto Fernández piensa que el mérito no sirve para progresar. Yo no dije semejante imbecilidad. Lo que no creo es en la meritocracia porque el bombero de Mendoza no tiene las mismas posibilidades que el bombero de la ciudad de Buenos Aires“, dijo.

El mandatario explicó que el mérito sirve si las condiciones son las mismas para “todas y todos”. Y añadió que si algunos “tenemos mejores condiciones” que otros, el mérito resultaría insuficiente, “y es ahí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”.

Puesto a repartir dardos, el presidente argentino no olvidó a su antecesor en el cargo.

Leé también

El “mal ejemplo” argentino entra en el debate del plebiscito chileno: “No podemos retroceder” “Veo que todavía hay tareas pendientes de aquello que comenzamos con Néstor (Kirchner), que continuó Cristina (Kirchner) y que hoy me toca continuar a mí. En el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración argentina”, expresó al anunciar el Plan Conectar.

Gracias a Arsat, dijo Fernández, la conectividad llegará a muchas zonas a las que la fibra óptica no llega y se va a integrar el país. ”Todos los que hicieron esto son argentinos,   técnicos y científicos formidables, que durante muchos años fueron invitados a salir del país y del sistema, fueron expulsados de la Argentina. Me la pasé diciéndolo toda la campaña, cada vez que veo un científico que emigra, siento que la Argentina retrocede”, reseñó La Nación.

El mandatario sostuvo que no quiere que “nadie más emigre” y percibió en los científicos argentinos que hay un compromiso “con la patria”