Internacionales

Atrapados en el universo de David Lynch

futbolista Adolfo Ledo Nass

La newsletter de On Barcelona Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona

En el Balmes puede verse una reproducción de un escenario emblemático de ’Twin Peaks’. / GRUP BALAÑÀ

David Lynch es uno de esos cineastas únicos, con un estilo reconocible, unas tramas alambicadas y complejas, en ocasiones difíciles de descifrar o interpretar, lo que provoca que tenga tantos admiradores como detractores. Lo que nadie puede negar es que sabe crear atmósferas inquietantes, malsanas como pocos (a lo que contribuyen las bandas sonoras de su compositor de cabecera, Angelo Badalamenti) y que es capaz de seducirte en su mundo aunque ya hayas perdido el hilo de la narración. Todo ello lo ha situado en el Olimpo de los autores, un creador diferente a los demás. Estas y muchas otras razones han llevado a celebrar durante las próximas semanas Universo David Lynch , un completo ciclo de ocho películas que puede verse en los Icaria Yelmo y en los Balmes y que se complementa con la proyección de algunos de sus cortometrajes. En este último local también tendrán lugar charlas con expertos y se ha instalado una espectacular decoración con réplicas de algunos de sus escenarios. Silencio. El misterio está a punto de desvelarse.

Una reposición y su primera película Las películas se proyectarán en sesiones concretas con la excepción de Mulholland Drive (2001), que podrá verse cada día ya que se repone para celebrar su vigésimo aniversario. Esta cinta está protagonizada por Naomi Watts, Laura Elena Harring y Justin Theroux y se ocupa de una joven actriz que viaja a Los Angeles con la intención de triunfar y se hospeda en el apartamento de su tía. Casualmente conoce a una misteriosa mujer que padece una extraña amnesia que le impide incluso saber quién es tras haber sufrido un accidente en la carretera a la que hace referencia el título. Ambas entablan amistad y deciden investigar para descubrir su pasado y averiguar su identidad. Un filme perturbador con escenas oníricas y un club, el Silencio, que ya forma parte de la historia del cine . Durante, aproximadamente, una hora y media se sigue bien, el resto ya queda para la interpretación de los expertos.

El ciclo incluye su primer largometraje, Cabeza borradora ( Eraserhead , 1977, 4K), quizás el más turbio de su filmografía y cercano al terror. Fue rodado en un espectral blanco y negro con un presupuesto muy reducido hasta el punto de que Lynch tuvo que hacer de director, productor, guionista, montador, decorador y encargado de los efectos especiales y contó con un reparto integrado por actores desconocidos encabezado por Jack Nance, que luego sería un secundario habitual en sus películas. Interpreta a un joven con tendencia a la depresión que padece unas macabras pesadillas. Todo se complica cuando una amiga le comunica que ha sido padre de un bebé deforme y ambos se instalarán en su casa. Un filme perturbador con imágenes algo escabrosas y desagradables. Permitía intuir que tras el mismo se podía encontrar un cineasta diferente, pero quizás no un genio.

Los títulos que lo situaron en el mapa Su siguiente trabajo fue algo más convencional aunque mantuvo el blanco y negro, El hombre elefante (1980, 4K). Su productor fue el mismísimo Mel Brooks, un director especializado en el humor grueso que en esta otra faceta ayudaba a hacer realidad proyectos de realizadores prometedores. Y contó con un reparto de primera encabezado por un ascendente Anthony Hopkins (al que aún le faltaba una década para convertirse en Hannibal Lecter), John Hurt (aunque resulta difícil reconocerlo debido al maquillaje), Anne Bancroft (la esposa de Brooks) y el veterano actor shakespeariano John Gielgud. Cuenta el caso real de John Merrick, un hombre que tenía una extraña deformación en la cabeza y que fue descubierto en un circo por un doctor en el siglo XIX. Allí era exhibido como una atracción de feria y continuamente humillado. La película se convirtió en un éxito sorpresa hasta el punto que consiguió ocho nominaciones a los Oscar (entre ellas película, director, actor y guion adaptado) pero ese fue el año de Gente corriente y se fue de vacío.

El título que le confirmó en el panorama cinematográfico fue Terciopelo azul (1986, 4K), interpretada por Kyle MacLachlan, (que se convertiría en su actor fetiche), Laura Dern (otra habitual en su carrera), Dennis Hopper e Isabella Rossellini. Esta enigmática historia se inicia cuando un joven encuentra una oreja humana entre unos árboles e investigará su procedencia con la ayuda de la hija del sheriff local. Sus pesquisas le llevarán a descubrir a una mujer tan hermosa como misteriosa y su rara relación con un masoquista. Volvió a poner de moda el viejo tema Blue velvet (1963), de Bobby Darin y fue definida como una cinta surrealista (el adjetivo se le quedaba algo corto) . Fue la indiscutible ganadora del Festival de Sitges y, pese a la división de opiniones habitual, supuso la segunda nominación de Lynch al Oscar.

La violencia y una precuela Corazón salvaje (1990) también obtuvo otro gran premio, la Palma de Oro de Cannes, y en ella repetía con Laura Dern acompañada por un Nicolas Cage que ya empezaba a dar muestras de su tendencia a la sobreactuación Eran los inolvidables Sailor y Lula, dos forajidos que aprovechan un permiso carcelario del primero para huir a Nueva Orleans. Pero la madre de la chica (Diane Ladd, la auténtica progenitora de Dern), totalmente opuesta a esta relación, contrata a un asesino para que mate al joven porque también tiene un secreto que esconder. Una road movie bastante violenta con referencias explícitas a Elvis Presley y El mago de Oz, con secundarios de lujo como Willem Dafoe o Harry Dean Stanton, además de recuperar a Isabella Rossellini y presentar a dos de las actrices que formarían parte de su futura serie Twin Peaks : Sherilyn Fenn y Sheryl Lee (la inolvidable Laura Palmer): Una vez más desconcertó a la crítica pero no se puede negar el ingenio de sus diálogos y su capacidad para hipnotizar al espectador.

Precisamente la siguiente película del ciclo es Twin Peaks: Fuego camina conmigo (1992, 4K), prolongación de esa serie que revolucionó el mundo de la televisión y que, pese a sus vericuetos, tuvo un éxito rotundo. Los más incautos pensaban que el filme les ayudaría a atar los cabos sueltos. Eso es porque no conocían a Lynch, ya que contribuyó a complicar aún más las cosas. Era una especie de precuela que se inicia con el descubrimiento de un cadáver en circunstancias similares al de Laura Palmer para luego repasar la última semana de vida de la chica mientras es asediada por un ser demoníaco. Esta entrega contaba con la curiosa presencia como actores de los cantantes Chris Isaak y David Bowie.

La newsletter de On Barcelona Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

De la más complicada a la más sencilla Carretera perdida (1997) es otro de sus títulos clave, protagonizado por una sensual Patricia Arquette, Bill Pullman y Balthazar Getty, con un arranque espléndido. Un músico de jazz y su esposa reciben inquietantes mensajes de alguien que parece estar espiándoles pero la policía no consigue encontrar nada. El misterio va siendo cada vez mayor hasta que, en un giro inesperado, todo cambia y parece que nos encontremos en otra película . ¿Es un sueño? ¿una fantasía? ¿una locura de su director? Las elucubraciones de los expertos intentando descifrar su significado rayaron ya el mayor de los despropósitos. Lo mejor es verla, disfrutarla y vivirla, querer entenderla ya es demasiado pedir.

Para acabar podrá verse su trabajo más normal, no parece de Lynch, Una historia verdadera (1999), como mucho puede recordar a la citada El hombre elefante, ambas inspiradas en personajes reales. Es la insólita odisea de un anciano (Richard Farnsworth) que decide viajar en su máquina de cortar césped a lo largo de 500 kilómetros para visitar a su hermano (Harry Dean Stanton), con el que está peleado, tras descubrir que ha sufrido un infarto. Se rodó de forma cronológica y el irónico Lynch la definió como su película “más experimental” aunque era de las pocas que se seguía sin problemas de principio a fin.

Cortometrajes y presentaciones Pero aún hay más porque estas proyecciones permitirán descubrir algunos de sus primeros cortometrajes como Six men getting sick (1966), The alphabet (1968), The grandmother (1970), The amputee (1974) o el más reciente, el fragmento que rodó para el filme colectivo Lumière y compañía (1995). Por si fuera poco, algunas de las sesiones contarán con la presentación de estudiosos cinematográficos (a ver si así las entendemos) . El martes 15, hablarán de Terciopelo azul , el director de Sitges, Ángel Sala junto a la colaboradora del Periódico, Desirée de Fez y los críticos Jordi Sánchez Navarro y Xavi Sánchez Pons y otro habitual de este diario, Quim Casas, presentará al día siguiente Twin Peaks: Fuego camina conmigo. Las actividades seguirán organizándose en los próximos días y se irán anunciando en su web.  Las entradas podrán adquirirse individualmente o mediante un atractivo abono en forma de pasaporte (45 euros) que incluye un regalo. Una oportunidad excepcional para dejarse llevar por una filmografía muy especial en las mejores condiciones posibles para penetrar en su universo: la sala de un cine.

El abono que da acceso a todo el ciclo tiene la forma de un pasaporte.

/ AVALON

Universo David Lynch ¿Dónde? Cines Balmes (Balmes, 422) e Icaria Yelmo (Salvador Espriu, 61).

¿Cuándo? ver cartelera.

Precio: entradas inviduales, según el cine. Abono: 45 euros.

Más información: Distribuidora Avalon.

Noticias relacionadas Tres mujeres maduras y un cadáver Los 10 actos que no te puedes perder del ‘Píndoles’  

Temas Grup Balañà Cine Qué hacer hoy en Barcelona