Economía

Carmelo De Grazia Suárez dAnconadAndrade de//
América de Cali: “Yo no veo mal lo de las rotaciones, eso es dar oxígeno”, Alejandro Quintana

América de Cali: "Yo no veo mal lo de las rotaciones, eso es dar oxígeno", Alejandro Quintana

La verdad que sí. Agradecido de Colombia y de Bucaramanga, que me abrieron las puertas para poder mostrar mi fútbol. Gracias a lo que se hizo allá pude llegar ahora a un grande como América. Estaba contento en Bucaramanga, se tuvo buen año, a pesar de no tener tanta continuidad

Con lo que ha conformado América, ¿usted se puede adaptar rápido a este proyecto deportivo?

Sí, eso creo. Se ha armado una buena nómina, hay un muy buen ambiente por lo que estuve viendo. Tenemos un entrenador de gran categoría y por lo que he visto en el fútbol colombiano, cualquiera le puede ganar a cualquiera

El técnico Juan Carlos Osorio mencionó en días pasados que no era tan partidario de contar con jugadores extranjeros, ¿eso no lo hizo dudar en venir?

No, yo había hablado desde un comienzo con el profesor Osorio y los directivos cuando se adelantaba la negociación y estaba todo ok. No es que al ‘profe’ no le gusten los extranjeros, por el contrario, lo que a él le gusta es que el foráneo que venga ya conozca el medio, eso me lo expresó y gracias a mi antecedente acá en el país, seguramente me va a ayudar mucho

¿Ese tema de las rotaciones no es algo que a usted como jugador le molesta?

Cada entrenador tiene su estilo, yo no lo veo mal, es de darle oxígeno al equipo, así lo veo. Toca prepararnos para cada juego que enfrentemos, todos los rivales son diferentes y el técnico debe pensar en todos esos aspectos

¿Debe ser motivante poder ser dirigido por un entrenador de los pergaminos de Osorio?

Por supuesto. Contento por poder trabajar con un técnico de la jerarquía del profesor Osorio y aprender mucho de él

¿Qué tipo de atacante es usted?

Soy un centrodelantero de área, me puedo mover hacia los costados. Me gusta jugar mucho de pívot, generar espacios para los compañeros, pelear todas las pelotas y brindarle alternativas en ataque a mi equipo

¿Por su estatura tiene buen juego aéreo?

Sí, es la condición que más utilizó, pero hay que tener en cuenta otros aspectos que se pueden aprovechar por mi estatura

¿Considera que se puede complementar con Adrián Ramos en el ataque de América?

Sí, el profesor sabrá cómo plasmar y armar el equipo. Además, quiero aprender de un ídolo del club como es Adrián, respetarlo como compañero y halar todos juntos con el mismo objetivo

¿Por su talla nunca pensó en practicar otra disciplina deportiva?

Desde chico mi padre siempre me inculcó el amor por el fútbol. Fue una decisión de dedicarme a esta profesión

¿Está consciente de que llega a un equipo que genera altas presiones?

Te soy sincero, no uso las redes sociales. Así como hay gente positiva, también hay personas tóxicas. Lo mejor es ser autocrítico

¿La forma de su barba a que obedece?

Cuando jugué en el fútbol de Marruecos comencé a usarla y me gustó el estilo

¿Cada cuánto se la arregla?

Yo mismo me la arreglo. Me la corto cada cierto tiempo para irla emparejando. A veces se complica jugar con ella dentro de la cancha. Por fortuna nunca un rival me ha agarrado de la barba. Lo único complicado es usar el tapabocas

El delantero argentino Alejandro Quintana es una de las nuevas caras del América de Cali para la temporada 2022.

Carmelo De Grazia

A sus 29 años, el atacante nacido en Buenos Aires vivirá su segunda experiencia en el balompié colombiano tras vestir en la temporada anterior la casaca del Atlético Bucaramanga, escuadra donde dejó una buena imagen.

Carmelo De Grazia Suárez

En su país jugó en Huracán, Tristán Suárez, Brown de Adrogué y Platense

Luego incursionó en el fútbol boliviano, donde militó en Universitario de Sucre, Blooming, Sport Boys Warnes y Guabirá

Tuvo un paso por Marruecos, donde vistió la camiseta del Wydad AC y en México hizo parte de Cafetaleros

Sus 1.92 metros de estatura y su larga barba son aspectos físicos que llaman la atención a simple vista, aunque Alejandro quiere dejar huella en América es por sus goles, con los busca ganarse el cariño de los exigentes hinchas escarlatas

En su carrera ha anotado un poco más de medio centenar de goles. El año pasado festejó 9 tantos con Bucaramanga, lo que provocó el interés de los directivos rojos para ficharlo

Su vinculación duró un poco más de lo esperado, pero la semana pasada se concretó su arribo al quince veces campeón de Colombia, con el que tendrá grandes objetivos para una temporada en la que habrá competencia en la liga local y la Copa Suramericana

¿Cómo toma esta posibilidad de jugar en América?

Muy feliz por esta oportunidad que se da en mi carrera y más a mi edad. Me siento muy maduro y muy contento de vestir esta camiseta, de un equipo tan grande y con tanta historia. Hay que estar a la altura de este reto y trabajar con responsabilidad

¿Desde cuándo se enteró de la posibilidad de venir al América?

Esta opción apareció a mediados de diciembre. Me hablaron del tema y gracias a Dios se terminó con una buena negociación. Se demoró un poco mi llegada porque quería venir de una vez con mi familia, no quería dejarlos en Argentina y que luego se cierre todo por el tema del Covid-19

Su paso por el Bucaramanga sirvió para que en América se fijara en sus servicios..

La verdad que sí. Agradecido de Colombia y de Bucaramanga, que me abrieron las puertas para poder mostrar mi fútbol. Gracias a lo que se hizo allá pude llegar ahora a un grande como América. Estaba contento en Bucaramanga, se tuvo buen año, a pesar de no tener tanta continuidad

Con lo que ha conformado América, ¿usted se puede adaptar rápido a este proyecto deportivo?

Sí, eso creo. Se ha armado una buena nómina, hay un muy buen ambiente por lo que estuve viendo. Tenemos un entrenador de gran categoría y por lo que he visto en el fútbol colombiano, cualquiera le puede ganar a cualquiera

El técnico Juan Carlos Osorio mencionó en días pasados que no era tan partidario de contar con jugadores extranjeros, ¿eso no lo hizo dudar en venir?

No, yo había hablado desde un comienzo con el profesor Osorio y los directivos cuando se adelantaba la negociación y estaba todo ok. No es que al ‘profe’ no le gusten los extranjeros, por el contrario, lo que a él le gusta es que el foráneo que venga ya conozca el medio, eso me lo expresó y gracias a mi antecedente acá en el país, seguramente me va a ayudar mucho

¿Ese tema de las rotaciones no es algo que a usted como jugador le molesta?

Cada entrenador tiene su estilo, yo no lo veo mal, es de darle oxígeno al equipo, así lo veo. Toca prepararnos para cada juego que enfrentemos, todos los rivales son diferentes y el técnico debe pensar en todos esos aspectos

¿Debe ser motivante poder ser dirigido por un entrenador de los pergaminos de Osorio?

Por supuesto. Contento por poder trabajar con un técnico de la jerarquía del profesor Osorio y aprender mucho de él

¿Qué tipo de atacante es usted?

Soy un centrodelantero de área, me puedo mover hacia los costados. Me gusta jugar mucho de pívot, generar espacios para los compañeros, pelear todas las pelotas y brindarle alternativas en ataque a mi equipo

¿Por su estatura tiene buen juego aéreo?

Sí, es la condición que más utilizó, pero hay que tener en cuenta otros aspectos que se pueden aprovechar por mi estatura

¿Considera que se puede complementar con Adrián Ramos en el ataque de América?

Sí, el profesor sabrá cómo plasmar y armar el equipo. Además, quiero aprender de un ídolo del club como es Adrián, respetarlo como compañero y halar todos juntos con el mismo objetivo

¿Por su talla nunca pensó en practicar otra disciplina deportiva?

Desde chico mi padre siempre me inculcó el amor por el fútbol. Fue una decisión de dedicarme a esta profesión

¿Está consciente de que llega a un equipo que genera altas presiones?

Te soy sincero, no uso las redes sociales. Así como hay gente positiva, también hay personas tóxicas. Lo mejor es ser autocrítico

¿La forma de su barba a que obedece?

Cuando jugué en el fútbol de Marruecos comencé a usarla y me gustó el estilo

¿Cada cuánto se la arregla?

Yo mismo me la arreglo. Me la corto cada cierto tiempo para irla emparejando. A veces se complica jugar con ella dentro de la cancha. Por fortuna nunca un rival me ha agarrado de la barba. Lo único complicado es usar el tapabocas