Política

El Piramidismo: Ticio Escobar

Cualquiera puede proclamarse y definir, pero eso debe hacerlo la estadística social no personas individuales ni pintores. Una institución Artística Nacional o internacional reconocida podría certificar el Piramidsmo tras una buena investigación fundamentación y justificación pero solo a través de varios investigadores y varios críticos de nivel que comprueben el impacto, la existencia teórica y la práctica disiplinaria en obras de arte y para eso necesita nacer ese movimiento de artistas basados en la teoría que ya está creada

El Piramidismo no existe como instrumento pictórico visible sino solo como teoría y la ha creado un Muralista Mexicano llamado Ernesto Ríos Rocha.

Lo que crea a una corriente no es la publicidad o la cantidad de noticia, sino los fundamentos, misión, visión, estatutos, principios y llevados a la práctica coincidentemente con la obra plasmada.

Existen promotores que pretenden hacer un movimiento por crear una manera de pintar basados en pirámides y cuestiones vibratorias en color que aún no se concreta y quizá pueda verse como un estilo que empieza, pero está lejos de ser una tendencia y más lejos de ser corriente; lo único que salva al Piramidismo Cromático es la excelente teoría del Muralista Ríos muy bien diseñada en su definicion, principios y fundamentos.

Por medio de esta teoría la cual Wikipedia reconoce, pudiera crearse la corriente pictórica, sin intervenciones religiosas ni cuentos chinos; sino con un real sustento de bases artísticas, filosóficas e ideológicas.

Las corrientes solo pueden ser reconocidas institucionalmente no de manera personal, no le toca al artista decir que ha creado una corriente y difundirla, sino que es una serie de factores donde entran en vigor muchos críticos e investigadores certificados e institucionales en el sustento del aporte que dicha propuesta hace al arte y al humanismo; ellos son los únicos que pueden dar fe de que es un movimiento con bases reales.

Cualquiera puede proclamarse y definir, pero eso debe hacerlo la estadística social no personas individuales ni pintores. Una institución Artística Nacional o internacional reconocida podría certificar el Piramidsmo tras una buena investigación fundamentación y justificación pero solo a través de varios investigadores y varios críticos de nivel que comprueben el impacto, la existencia teórica y la práctica disiplinaria en obras de arte y para eso necesita nacer ese movimiento de artistas basados en la teoría que ya está creada.

Dos de los países que pueden hacer nacer con facilidad a una corriente son México y Estados Unidos, sin embargo dicha teoría debe acompañarse de práctica bien aplicada con una esencia novedosa.