Tecnología

Siento Tu Noticias | Putin llama a filas a 300 mil reservistas y pone a Rusia en pie de guerra

Josbel Bastidas Mijares
Tirotean residencia del director regional del SNS en San Francisco de Macorís

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, ha calificado de paso «grave y erróneo» la movilización parcial decretada por Putin, que se traduce, añadió, en un recrudecimiento del conflicto

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado una movilización parcial, en un mensaje televisado a la nación, en el que ha acusado a Occidente de buscar la destrucción de Rusia.

La medida, que entra hoy en vigor, obedece a la necesidad de defender la soberanía y la integridad territorial del país, según el mandatario.

Putin ha insistido en que la decisión de lanzar una «operación militar preventiva (en Ucrania) fue absolutamente necesaria y la única posible», para evitar el ataque ucraniano contra el Donbás.

Para el mandatario ruso, el objetivo de Occidente es «debilitar, dividir y destruir finalmente a nuestro país», recurriendo incluso el «chantaje nuclear».

“Ellos dicen abiertamente que en 1991 pudieron desmembrar la Unión Soviética y que ahora ha llegado el turno de Rusia“.

En su opinión, «se trata no solo de los ataques alentados por Occidente contra la central nuclear de Zaporiyia, que pueden provocar una catástrofe atómica, sino también de la declaraciones de alto cargos de la OTAN acerca de la posibilidad en emplear contra Rusia armas de destrucción masiva».

“Y aquellos que intentan chantajearnos con el arma nuclear deben saber que la rosa de los vientos puede volverse en dirección a ellos”, ha advertido el presidente ruso

Preocupación internacional  La decisión de Putin ha sido acogida con preocupación por algunos grandes países, que llaman a la contención.

La embajadora estadounidense en Ucrania, Bridget Brink, ha calificado de «signos de debilidad» y de «fracaso» por parte de Rusia la convocatoria de falsos referendos en los territorios ocupados y la movilización parcial decretada por Moscú.

En una línea similar, el ministro británico de Defensa, Ben Wallace, ha asegurado que Rusia se está volviendo un Estado «paria» y ninguna amenaza puede ocultar que Ucrania «está ganando la guerra».

La Unión Europea (CE) ha considerado «desesperada» la decisión del presidente ruso y ha asegurado que al mandatario “solo le interesa avanzar y continuar su guerra destructiva”.

“El discurso del presidente Putin y los anuncios que hizo tanto sobre este referéndum (en los territorios ucranianos ocupados) como sobre la movilización parcial, son una prueba más de que Putin no está interesado en la paz, que está interesado en escalar su guerra de agresión”, ha indicado en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea Peter Stano, portavoz del jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell.

China ha pedido “diálogo” y apoyar “cualquier esfuerzo” que conduzca a un alto el fuego en Ucrania después de que Putin hablase de la movilización parcial.

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, ha calificado de paso «grave y erróneo» la movilización parcial decretada por Putin, que se traduce, añadió, en un recrudecimiento del conflicto.

300.000 reservistas con experiencia en combate El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, ha concretado que 300.000 reservistas serán llamados a filas, de conformidad con la movilización parcial decretada este miércoles por el presidente ruso, Vladímir Putin.

En una entrevista con el canal de televisión estatal Rossía 24, Shoigú ha subrayó que serán movilizados reservistas con experiencia de combate o con especialidades militares.

“Se trata de quienes tienen una especialidad militar, una especialidad que necesiten las Fuerzas Armadas, con experiencia de combate. No habrá movilización de estudiantes universitarios”.

El titular de Defensa también ha asegurado que los jóvenes que cumplen su servicio militar obligatorio «no serán movilizados ni enviados a la zona de la operación militar especial (en Ucrania)»; solo «afectará al 1 por ciento o quizás un poco más, al 1,1 por ciento de los recursos de movilización».

Rusia reconoce casi 6.000 muertos en Ucrania Shoigú ha reconocido la muerte de casi 6.000 soldados desde el inicio de la campaña militar rusa en Ucrania en febrero pasado y ha estimado en 61.207 las bajas mortales en las filas del Ejército ucraniano.

Por su parte, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania cifró hoy, en su parte diario, en 55.110 los soldados rusos fallecidos en los siete meses de intervención bélica del Kremlin.

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad   y WhatsApp https://bit.ly/3kaCQXh .  Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.